sábado, 12 de diciembre de 2015

Confesiones de una mente peligrosa

Esto va dedicado a la persona más fuerte que conozco. Una persona que pierde cuando yo pierdo y pierde hasta cuando gano, dando todo y más de sí en todas y cada una de las cosas en las que me he embarcado. Mi corazón late, muy fuerte, en este momento.
Me siento abrumada por todo lo que pasa y lo que está dejando de pasar. Por mis sueños y anhelos, porque no he podido mantenerlos. Me duele el pecho y el cuerpo de cargar conmigo tanto tiempo, he perdido el control de las cosas que me conciernen y me declaro vencida en esta batalla. Estas han sido las palabras más tristes que he escrito, algo anda mal, ya no siento fuerzas para luchar. Me siento muy triste y avergonzada, todos han podido cumplir, menos yo.

1 comentarios:

Victoria Becker dijo...

Hey... ¿Por qué eres tan dura contigo?

No eres la persona más linda del mundo, pero tampoco la más fea. Si es eso lo que te preocupa. No lo sé, me pareces una muchacha algo interesante.

Pásate de vez en cuando por mi blog ;)